Hoy voy a reflexionar sobre una frase que oí no se donde, pero se me quedó: "El secreto del exito consiste en rodearse de gente mucho mejor que tu".Y es cierto.La gente vital, inteligente, optimista,etc...te aporta mil cosas positivas que te hacen mejor persona.Te llevan a mejorar continuamente, aunque sea por competitividad (sana, en este caso), pique o no querer quedar atrás.Asi como una persona alegre te contagia su alegría, una persona competente, disciplinada, que se implica y apasiona en lo que hace, te transmite ese mismo afán de superación y de hacer las cosas bien.Debe ser por las llamadas "neuronas espejo"(aquellas que cuando se activan hacen que el observador repita los actos del observado), tendemos a imitar los comportamientos que tenemos más cerca y que visualizamos.

Tambien es verdad que si estás continuamente con gente pesimista, intrigante, poco trabajadora, que toma "atajos", te hace inclinarte hacia la ineptitud o incluso hacia la  apatía.A mi personalmente, me llevan a lo contrario, son comportamientos que nunca te gustaría adoptar (aunque haya dias que las fuerzas flaquean y tiendes a imitarlos).

A lo largo de los años, he compartido trabajo con compañeros, jefes, clientes, etc...de muy diverso tipo.De todos ellos trato de quedarme con aquello que me gusta, y adaptarlo a mi personalidad.Lo mismo con los que no eran tan "positivos", aprendes lo que No hay que hacer nunca.Por eso me gusta compartir trabajo con gente emprendedora, lista, que se crece ante las dificultades y sabe resolver problemas y salir adelante con la cabeza alta; este tipo de personas te enriquecen enormente y te hacer ser mejor de lo que eres.Por eso te llevan al éxito.

Desde aqui agradezco a todas las personas que aportaron su granito de arena a mi vida laboral (y personal, por qué no también), porque ellos me han hecho llegar a donde estoy hoy y motivarme a llegar más lejos.