20110529172937-nino-soldado-campamento-jungla-birmana.jpg

Viendo las noticias, me dejó impresionada una en la que una maestra de escuela de México, en el momento en el que se llevaba a cabo un tiroteo, intentaba tranquilizar a los niños que habia en ese momento en clase, cantando cancioncillas infantiles, tratando de que se olvidaran de lo que habia fuera y cuidar de que no les pasara nada.."recordad mantener la cabeza pegada al suelo" les decia, como si fuera lo más natural y cotidiano del mundo.Chapó para la maestra.Triste, muy triste la vida de estos crios, que probablemente en unos años acaben siendo ellos los causantes de un tiroteo similiar y ya no recuerden que hay una escuela en la que cantan para no oirlos.

Según nos recuerda Amnistia Internacional, hay más de 300.000 niños-soldado en el mundo (el 40% niñas), luchando en conflictos que ni les van ni les vienen, cuando deberia estar en la escuela o jugando en el patio de su casa a la pelota, pero en lugar de pelota tiene un kalashnikov...pero de verdad...Triste, muy triste.

Y en el llamado primer mundo, hay niños malcriados que protestan a sus padres porque no tienen el último modelo de gameboy o sus amigas tienen un movil de ultima generación que ellos también quieren...con 10 años o menos!!! Me causa tanta tristeza lo uno como lo otro.Unos por mucho y otros por nada.Despues nos quejamos de la llamada generación Ni-ni, de que su máxima aspiración al cumplir 18 sea ser famoso y participar en realitys de la tv, que les parecen lo más....y en los que queda patente su falta de educación e inteligencia.

No tienen valores, ilusiones, no respetan a los demás, y mucho menos a sus padres, profesores y compañeros.Y lo peor es que no saben la suerte que tienen, no pueden valorar que vivan en una casa con comida, seguridad y todo lo que quieran a su alcance; mientras otros niños tratan de sobrevivir en un mundo donde tu primer juguete es una granada.

Reflexionemos en como estamos educando a nuestros niños, porque serán los adultos del futuro,los que nos pagarán las pensiones.