20110911140706-ataque.jpg

Hoy es un día especial para los neoyorkinos, y para el resto del mundo también.Hace 10 años que fue atacada la ciudad, en concreto las torres gemelas, por varios aviones kamikazes, cuyo pasaje fue secuestrado por fanáticos islámicos, y estampado contra los dos edificios, como todos sabeis.

Es es típico día que todo el mundo recuerda lo que estaba haciendo, como el 23F o el 11-M (yo me hice unas fotos para el carnet de conducir, toda chea de ilusión yo,la de cosas que pasaron desde entonces!).

Todavia se emociona uno cuando se ven las imágenes en la tv: primero un avión, después el segundo, pánico general, la gente corriendo y tirándose desde las ventanas ante la desesperación (espeluznante la imagen del hombre en caida libre),después cae una torre, después la otra, como cuando pisas dos "flanes" de arena de playa hechos con un cubito. Si vemos esta escena en una película de Bruce Willis o Vin Diesel pensamos "qué fantasmada, estos yankis flipan"...pero está claro que la realidad supera a la ficción, un claro ejemplo  vaga la redundancia.También debe ser increible lo que tuvo que pasar por la cabeza de la gente que iba en el avión y veía como se acercaban a las torres y el impacto se hacía inevitable,tremendo, tremendo.

Curiosamente, hoy también es otro nefasto aniversario. Hace seis meses del terremoto de Japón.Ante estos hechos una piensa que da igual la raza,ideologia, sexo, o clase social.Un hecho como este nos puede tocar a todos y da igual que seas rico, pobre, blanco,negro o verde,no diferencia a unas personas de otras y nadie es inmune, a la hora de la verdad, todos somos iguales.

Hasta los fabulosos y todopoderosos Estados Unidos que se creen los salvadores del universo y los "más mejores del mundo mundial"  son vulnerables y sufren y lloran sus heridas como los demás.Nadie es mejor que nadie, y nadie está libre de sufrir una desgracia.Que no se nos olvide cuando nos creamos los reyes del universo.

 

Y aun habrá alguno que piense que fue culpa de ETA y de Zapatero....;-)