20120218165613-mafalda1.jpg

Bendito internet.Hoy en día no es como antaño, que no nos enterábamos de la misa la media, y sólo conociamos lo que los "poderes" querían que supieramos.Habia UHF y VHF y los telediarios decían lo que la censura les hacia decir.De todo lo que pasaba en el mundo real nos enterabamos de la mitad (como en el 23-F).Ahora nos enteramos del doble y más.El exceso de información hace que se corra el riesgo de saturación pero hay más transparencia y se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.


Nos llega información de todo tipo, si no es por un medio es por otro.Y los que antes eran intocables (la derechona política, la familia real....) no lo son tanto.Esto me lleva a los diversos caso de corrupción y choricismo que hay en España, y que intentar hacernos creer lo que no es y tratar a la gente de imbecil, camuflando lo "incamuflable".Gracias a Dios existe la libertad de expresión.

La familia Real era intocable.Sólo sabíamos de buenas noticias,cuando iban en verano a Marivent, los saraos y recepciones, y lo guays y campechanos que eran con el pueblo.Pero este buenrollismo se está acabando en el momento en el que se urga un poquito en sus affaires.Cuando se indaga en sus asuntos privados y se descubren fraudes y chanchullos ya no mola tanto la plebe.Se ponen a la defensiva e incluso mandan callar!!¿quien osa meterse con sus altezas reales??Estos se creen que volvemos a la época de Felipe II y sus cortesanos y bufones??Dicen que quieren que les dejen hacer una vida normal y no los molesten.Señores, si quieren una vida normal, primero, no roben millonadas a paraisos fiscales a costa del pueblo, segundo,trabajen de 9 a 19h por 1.000€ al mes, y paguen una hipoteca de un pisito normal y dejense de palacetes,tercero, dejen de usar sus títulos y su posición para lucrarse y vivir como marajás (que no majaras).Y devuelvan lo que han robado...asi verán como les dejan en paz.

Otro asunto: la familia Ruiz Mateos, en su día se puso a caldo a Felipe Gonzalez y a Boyer como los malos que hundian un imperio familiar, y el pobrecito empresario era una victima de los rojos.Ahora la historia se repite, y no están Felipe ni Boyer.Sale información y documentos que demuestran el fraude llevado a cabo por esta familia Opusina donde las haya, que llevó a la ruina a miles de inversores para pagar sus caprichitos.Y ya no cuela el victimismo.No por segunda vez.La gente no es tonta y tiene acceso a datos y documentos antes tapados.

Volviendo al tema inicial, hoy en dia gracias a que la información circula libremente, la gente ya no es tan "pardilla" y no se deja engañar tan facilmente.Ahora pide explicaciones de lo que pasa con los fondos públicos y qué uso se hace con los impuestos recaudados.Ya no cuelan las milongas.Ahora esperemos que los jueces también se enteren.