20120325205942-desafio-everest-jesus-calleja-8665-622x466.jpg

Estoy enganchadísima al programa de Jesús Calleja, "Desafio extremo:desafio Everest".Lo ponen los domingos en Cuatro y consiste en preparar a un grupo de voluntarios, que no son montañeros profesionales, en las artes del alpinismo y la supervivencia en la montaña, de los cuales dos de ellos subirán al Everest con el equipo de profesionales. 

Se hicieron dos grupos que competían entre sí en las pruebas, y a primera vista, parecían muy desiguales: un aspirante a bombero,un socorrista (chuletas de gimnasio), una poli nacional, cachas ellos, etc...frente a un abogado delgadito, un empleado de banca fondón, una profesora de música....y estaba claro quienes iban a ser los primeros  eliminados.Pero no.

Me resulta curioso descubrir que despues de varios días en el Tibet, y despues de varias pruebas, males de altura,etc...los primeros en ser eliminados fueron los a primera vista más fuertes físicamente y más atléticos, mientras que el grupo de los débiles que son los que superan prueba a prueba cada programa, se unieron, conscientes de sus carencias, fueron más equipo, y están demostrando ser más fuertes mentalmente, que es lo que más se necesita en esos parajes para sobrevivir y aguantar.

Los más fuertes físicamente eran también los más individualistas, querian destacar y desmarcarse de los demás para ser los mejores, pero caian en errores, desgastaban más energia cuando habia que ahorrar recursos, se precipitaban y eran más egoistas, y eso en la montaña, en la que tu supervivencia depende de tus compañeros tanto como de ti mismo, no vale.

Los débiles por el contrario, se unieron más, pensaban mucho más como afrontar las pruebas, como sus fuerzas eran limitadas, y eran conscientes de ello,afrontaban los retos con más calma e inteligencia,aprovecharon las sinergias y cogieron las fortalezas de cada uno para aprovecharlas en conjunto, y finalmente, esa unión les llevó a la victoria.

Todo esto da que pensar y es totalmente aplicable a la vida en general, y al mundo laboral, en particular.Ante la adversidad,no necesariamente triunfan los más poderosos o potentes, ganan los más fuertes mentalmente,y los que mejor saben utilizar sus recursos con inteligencia, y reconocer sus debilidades y puntos fuertes y hacer de ellos una ventaja competitiva.El que resiste, gana.