20120519133058-blog-benetton-culture-snoopy-in-fashion.jpg

Mi cabeza da mil vueltas (de eso supongo que no os queda ninguna duda..:-P ).A veces, mientras estoy haciendo una cosa, ya estoy pensando en lo siguiente que quiero o tengo que hacer, y no lo disfruto,me refiero a lo que estoy haciendo en este momento.Es como si quisiera apresurarme a hacer todo lo que tengo  que o he planeado hacer para ese dia, o ese rato, y no me quedo agusto hasta que lo he hecho todo (nadar, escribir el blog, hacer recados,jugar a la wii,etc..) sin pararme a ser consciente de lo que hago.

Y aunque disfruto de cada cosa que hago, no con la misma intensidad ni de la misma manera que si estuviera dedicando toda mi atención a ello.Es como si al final del dia me sintiera con el deber cumplido, deber que me autoimpongo yo...(de ahi la gilipollez del asunto)

Deberíamos disfrutar más de estos momentos agradables de la vida.Es curioso el tiempo que perdemos buscando la felicidad cuando la tenemos delante de las narices y no sabemos verla (llámalo nadar, jugar con tus hijos, disfrutar de una caña en buena compañía, que cada uno busque los suyos...).Estos momentos de disfrute en pequeñas dosis  son los que nos cargan las pilas para afrontar el dia a dia.Es la verdadera felicidad, y quien la busque en otro lado o espere algo más al final de la vida, está perdiendo el tiempo.

Carpe diem!