20121209210339-1275353464126-f.jpg

Intentamos cada día encontrar el sentido de la vida, qué hacemos, de dónde venimos y a dónde vamos, pero ¿por qué tiene que tener un sentido? Es como una película, lo interesante está en el argumento de la historia y no en el final.Todas se sabe como acaban (la vida también) y tienen finales similares, pero cada una es especial por la historia que cuenta y cómo la cuenta, que es lo que verdaderamente disfrutas de la película.

Con la vida pasa igual.Estamos tan ocupados buscando un desenlace, que nos perdemos la trama principal.

Buena semana!