20130101203526-accion-reaccion.jpg

Para comenzar el año, siempre solemos pensar en los mismos temas. Es como si un cuaderno recién estrenado se mostrara ante nosotros con todas las páginas nuevecitas por escribir. Nuevos propósitos para cambiar este año, deseos, fasciculos absurdos,...lo de siempre.

Por eso pensé en copiar los dos primeros post del año pasado (de enero 2012) que me habían quedado muy monos , y más o menos siguen en línea con lo que busco de este nuevo año, maldito para los supersticiosos (no tengo en cuenta estas cosas, a veces los años que parecen lo peor resultan mejor de lo que pensabas y viceversa, el exceso de expectativas los hacen frustrantes,ley de Murphy one more time).

Dada la gran incertidumbre que hay a nuestro alrededor, sólo queda tener paciencia, mucha paciencia,ponerle ganas e ilusión a todo lo que emprendamos,y no desanimarse en demasía, porque "nunca choveu que non parara",¿no?  MALOSERÁ! Guiño

Yo este año estoy deseando que pase toda la parafernalia navideña para ponerse ya en marcha,en acción, empezar a hacer cosas, estar activa, el que no se mueve,caduca.Ojalá lo consiga.Este blog me ayuda a tener la mente en movimiento, la natación, el cuerpo.Y no hago daño a nadie (eso espero).Sigamos pues..

La pasividad sólo nos lleva a la apatía y a la desgana.Si no actúas las cosas no pasan.Es el efecto mariposa: "el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un Tsunami al otro lado del mundo".Siempre la relación causa-efecto, una pequeña reacción puede provocar un gran cambio a medio-largo plazo,aunque no nos demos cuenta al principio.

 

Y nadar, siempre nadar....