20130501193721-jose-mourinho-0.jpg

"Orgullo y soberbia son conceptos parecidos, que a veces se confunden, pero  no son exáctamente iguales.Aunque el orgullo puede llegar a convertirse en arrogancia, no es más que la estimación de uno mismo o de otros, y puede nacer de causas nobles.la soberbia es altivez y necesidad de ser preferido a otros, se define también como cólera e ira expresada en acciones o palabras injuriosas y siempre implica el menosprecio de los demás.

El orgullo te lleva a superar tus metas, la soberbia te lo impide; el orgullo te hace sonreir, la soberbia te enfurruña; el orgullo se puede sentir hacia los demás, la soberbia sólo se dirige a uno mismo; el orgullo se enfrenta a las dificultades, la soberbia te hace retirarte a la mínima; el orgullo te hace hablar para aclarar las cosas, la soberbia te hace callar para no escuchar aquello que no quieres oir.

El orgullo bien llevado es una virtud, la soberbia siempre es un defecto.Cuando alguien dice que el orgullo le impide hablar con otra persona es la soberbia en realidad la que le para los pies"

Este texto no es mio.Lo leí en una web el otro día y me pareció muy interesante para reflexionar sobre ello, ya que estoy totalmente de acuerdo con lo que dice.Un puntito de orgullo es positivo, nos lleva a alcanzar las metas que no damos conseguido en zona de confort,nos toca en el amor propio y nos da ese aliciente, ese pique necesario para reaccionar y dar la vuelta a la situación.La soberbia en cambio nos vuelve prepotentes, nos hace creer que estamos por encima de los demás y que nuestras opiniones y decisiones son siempre las acertadas, y no oimos cómo nos dicen a gritos los demás: te estás equivocando y no te das cuenta!...es como la famosa coletilla gallega: "¡vas caer!" porque la soberbia y la humildad son términos incompatibles.

El orgullo te lleva a conseguir retos aparentemente imposibles, la soberbia hace que presumas de esos retos antes e infravalores a los demás, y que además ni llegues a conseguirlos.Es dificil controlar ese punto de inflexión en el que el orgullo se vuelve soberbia y nos hace perder muchas oportunidades en la vida.Por cabezonería pura y dura.

 

PD: la foto y el texto son pura casualidad ;-P