20130709001127-jsin10l.jpg

Si, no me he equivocado, quería hablar de Gefes, con ge.En las conferencias en las que estuve, se dijo también una frase:"Necesitamos menos jefes con J y más gefes con G-GEneradores de FElicidad),y la verdad es que se está produciendo un cambio importante en la manera de dirigir las empresas, departamentos, etc..que hace años era inconcebilble.

Antes el jefe era una figura autoritaria, paternalista, a la que daba un cierto temor dirigirse, y que por supuesto ponías a parir en cuanto salias del trabajo.El trabajo se percibía como una penitencia que había que cumplir cada dia.Eran muchos los chistes y sketches que hacían burla del jefe, quizás para echar fuera la frustración que producía verle la cara todos los días.

Un ejemplo, de ficción, pero podría aplicarse a la realidad, es el Don Pablo de los Alcántara, jefe prepotente y dictatorial, que trataba a sus empleados con gran condescendencia, como si no supieran más y fueran incapaces de tomar decisíones por si mismos.Pobrecitos ignorantes.Y ellos, Antonio Alcantara incluido, se retiraban de su presencia con una especie de reverencia absurda.

Ahora el éxito del gefe está en sus empleados.Un buen gefe es el que consigue motivar a su equipo, y consigue que destaquen,incluso llegando a ascender o superarlo.Antes esto era inconcebible para el jefe porque se percibía como una amenaza al empleado destacado, era por su gran inseguridad,el que te quería quitar el puesto.

Los empleados pueden pensar más por si mismos, sin perder autoridad, y se busca que el trabajo del grupo sea óptimo y eficiente.Un gefe debe ser capaz de sacar lo mejor de cada subordinado, de motivarlos para alcanzar sus propias metas, que al final son también las de la empresa.Ahi radica el éxito en su gestión, porque en el fondo la gente no es tonta ni pueril.Y si encima consigue un ambiente agradable en el que desarrollar su labor, ya es todo un GEFE con mayúsculas.

Todavía queda mucho por andar, pero las perspectivas mejoran, y empiezan a destacar los gefes frente a los jefes.Desaparecen los despachos cerrados y las barreras con los empleados directos y se trabaja codo con codo.No hay tanto que esconder.Sigamos por ahi...:-)