20120318201350-forges-es-un-genio.png

España es tierra de contrastes,y esta semana se han visto varios ejemplos.

Por un lado está la precariedad laboral.Los mileuristas que antes eran los marginados de la sociedad, ahora son los grandes envidiados.Mal vamos.Aparece una nueva figura, que es el nimileurista, ni siquiera llega  a los mil euros de salario.

Titulados universitarios ocultan sus méritos para poder trabajar en puestos poco cualificados porque sino les dicen que están demasiado preparados y los rechazan.La otra opción es el extranjero,allí al menos reciben un sueldo acorde a su categoria profesional.Si en mi promoción al acabar la carrera lo tenias muy chungo, ahora ni te cuento.El resto, al paro, ese que quita tanto el sueño a su majestad, hasta para quedarse dormido en una entrega de becas...en fin.

Ante esta perspectiva, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, la iglesia católica con el fin de captar adeptos para sus filas, que escasean hoy en día, ofrecen un trabajo fijo como principal arma publicitaria, a rio revuelto...la fe da igual, tienes curro y sueldo fijo, además de un trabajo emocionante, lo que demuestra que la curia sigue teniendo pasta gansa.

Y frente a este panorama,los "niños de Loewe" ajenos a esta precariedad laboral de sus compañeros de decada, presumen con sus bolsitos mileuristas también, les parece megachachi de la muerte estar enamorado y les superencanta la marca de lujo.¿Estamos ante una gran cagada de Loewe o ante una campaña de marketing perfectamente estudiada? Tanta crítica en las redes le ha dado más promoción que cualquier campaña en los medios tradicionales...a ver si los chavales del anuncio van a ser normales y todo??

Superguay del paraguay.