20160225132411-img-20160225-132351.jpg

La tecnología está cambiando a pasos agigantados nuestra vida, y el mundo de la empresa no tiene otra opción que adaptarse a ello.Se imponen nuevas herramientas de trabajo, como las que ofrece Google (los archivos en la nube, compartirlos en drive con toda la organicacion, hangout para videoconferencias...que buscan transparencia y tráfico de información en todos los sentidos) y esto supone un cambio radical en las relaciones laborales que ya se está imponiendo en muchas grandes empresas, y empieza a llegar a las pymes.No queda otra, es el futuro.

Esto implica un cambio en los roles de jefe y subordinado tal como se entendían hasta ahora.El tipo de liderazgo autoritario/paternalista debería  ir diluyéndose a favor de un tipo más participativo y que delegue responsabilidades en su gente.Se comparte toda la información posible y los empleados tienen opción a modificar, aportar todo tipo de ideas, conceptos en red y a tiempo real para lograr un mejor resultado final.Los mandos han de ser menos herméticos, lo de guardarse información en su beneficio para destacar frente al resto empieza a no funcionar (se puede hacer, pero si todos comparten y tu no, la relación con los demás se tenderá a deteriorar). Se necesitan directivos con más confianza en sí mismos, que no sientan que pierden poder o respeto por consentir que sus subordinados aporten ideas brillantes.Han de dejarles volar y que se arriesguen, aunque se equivoquen.Y saber estar ahí para respaldar (y no reprochar) los errores.

Los empleados también han de adoptar nuevas aptitudes y actitudes. El autómata o borrego que se limita a hacer lo que le dicen y fichar ya no es operativo (igual alguna empresa sigue prefiriéndolo, pero sus resultados, ambiente laboral etc...será peor que una organización que se adapte). Como dice Tijana Djokanovic de Google, "en Google buscan frikis (en el buen sentido), personal que no sea conformista y no acepte el aquí se hacen las cosas así sin más, gente que aporte ideas originales y no tema arriesgar y equivocarse"

Al final, las empresas las hacen todos sus trabajadores, tengan el cargo que tengan.Y al trabajar con transparencia y participación además consigues un mayor engagement.